SOBRE MÍ

image

Mi nombre es Casey Leanne Sewell. Mi vida ha sido y sigue siendo un camino de aprendizaje continuo; en ocasiones el aprendizaje ha sido más confuso y en otras más claro…, dependiendo de mi capacidad de comprensión sobre lo que acontecía en cada momento y etapa de mi vida… En momentos más gozosa y en otros más desafiante…

Estoy contenta de hasta dónde me ha llevado este camino y dónde estoy hoy. Me doy cuenta de que cuanto más me rindo y me relajo, mejor fluye lo que acontece, menos lucha y resistencia existe en mí, y más y mejor asimilo el mundo que me rodea.

Mi etapa de madre ha sido un punto de inflexión en mi trayectoria; con sus momentos dulces y sus momentos amargos, mi vida cambió de repente, parecía que todo temblaba; mi relación de pareja, mi cuerpo, mis intereses…

Empecé a estudiar homeopatía cuando a mi segundo hijo de casi dos años se le complicó un resfriado en una neumonía; estuvo ingresado casi 10 días en un hospital, al cual estoy muy agradecida… Aunque ahí quedó una duda dentro de mí.. ¿podría haber evitado de alguna forma tan largo proceso y tanta química para su cuerpo?… Empecé a indagar sobre remedios preventivos y curativos menos agresivos para el cuerpo para estar preparada para lo que pudiera acontecer…, con niños, una tiene que tener herramientas útiles para lo que venga…

Mi madre había recurrido en alguna ocasión a la homeopatía para ayudar a mi hermana en sus procesos asmáticos… Personalmente nunca la había utilizado en mí, pero había quedado registrada en algún lugar de mi mente. Todo ello me llevó a estudiar esta medicina en el “Institut Homeopàtic de Catalunya” en Barcelona.

Desde entonces en casa no hemos tomado más antibióticos, ni cortisonas, ni hemos vuelto al médico. Toco madera, pues tampoco tengo una postura radical. Siento que la medicina alopática tiene mucho que ofrecer y salva muchas vidas cuando éstas están en peligro… Yo misma en un caso límite si fuera necesario llevaría a mis hijos, me visitaría o incluso le recomendaría a alguien que se visitara. La idea es que deberíamos poder escoger cómo y de qué manera queremos ser atendidos teniendo la información adecuada. Y es más, lo ideal, y hacia lo que deberíamos dirigirnos es a tener un sistema médico en el colaboren las distintas medicinas de qué disponemos en beneficio del paciente. Y siempre priorizar las más suaves y naturales y evitar las más invasivas y agresivas para no dañar al cuerpo.

Después de haber estudiado las diferencias entre medicinas, es evidente que el ideal para mantener nuestro equilibrio se aborda desde lo holístico, pues el equilibrio depende de todos y cada uno de los aspectos que conforman al ser humano. Cuidando la alimentación, el ejercicio, la hidratación, el pensamiento, la emoción y la espiritualidad.

La homeopatía para mí, es una ayuda más que nos acompaña en este camino de vida. Nos ayuda en momentos difíciles, tanto a nivel físico como emocional y mental. Muy a menudo no sabemos cómo hemos podido llegar a una situación que nos desagrada y necesitamos un empujón para seguir adelante; ya sabemos que el cuerpo somatiza emociones difíciles de asimilar y a menudo pueden ser muy destructivas con los demás y muy autodestructivas con nosotros mismos

Gracias a la larga historia que nos precede, tanto de personajes reconocidos como menos reconocidos e incluso ignorados o perseguidos; investigadores y científicos del mundo físico y del mundo sutil, gozamos de una gran variedad de herramientas que nos pueden ayudar y hacernos este camino más consciente y comprensible.

Al cabo de unos años, entré en contacto con las Flores de Bach. Para mi sorpresa, también sintonicé mucho con ellas, ya que el mensaje que transmiten es el de la armonización del alma de la persona. Así que incorporé esta fantástica herramienta en mi día a día con muy buenos resultados.

Debido a mis inquietudes, también me he formado en yoga Kundalini, descubriendo un potencial enorme en su práctica. Así que también incorporé esta herramienta maravillosa a mi vida… Herramienta que gozo y disfruto tantísimo…

Y en esta última etapa, he descubierto el Rebirthing, una técnica de respiración que ayuda a resolver, arrojando luz sobre el inconsciente,  traumas y experiencias que inhiben nuestra felicidad y que tan a menudo nos boicotean. El Rebirthing nos devuelve al estado de Inocencia y de Ser al que tuvimos acceso de niñ@s de manera natural pero que abandonamos en algún momento en el camino por muy diversos y diferentes motivos. Y que ahora de manera Consciente podemos recuperar y disfrutar.

Doy mil gracias a todos aquellos seres que han aportado su luz a este mundo en formas tan diversas y enriquecedoras… GRACIAS! GRACIAS! GRACIAS!

Espero tener la oportunidad de darte un muy buen servicio que te ayude en tu día a día acompañándote y compartiendo las terapias y técnicas que me han ayudado a mí.