FLORES DE BACH

¿QUÉ SON LAS FLORES DE BACH?

Las  Flores de Bach son 38 esencias de distintas flores y árboles que se utilizan terapéuticamente para restablecer la salud del paciente. El descubridor y creador del sistema, Edward Bach, observó la relación directa entre el estado emocional desequilibrado crónico y la enfermedad. Viendo al ser humano como una unidad física, mental, emocional y espiritual, la sensibilidad e intuición extraordinaria de Bach le llevó a contactar con mensajes que guardaban ciertas flores y árboles y los consecuentes beneficios que éstas podían transmitir al ser.

Resultado de imagen de flores de bach

 

Esta terapia floral hoy en día es considerada alternativa y puede ser administrada sola con brillantes resultados o conjuntamente a otras terapias como coadyudante.

El método curativo del Dr. Bach se basa en el hecho de que la enfermedad no sólo es el resultado de trastornos físicos sino que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital, y que de ser mantenidas en el tiempo, el cuerpo somatiza resultando en síntomas fisicos, psíquicos, y espirituales.

La terapia floral también actúa como preventivo, pues nos mantiene en equilibrio.

“Para el Dr. Bach la enfermedad es el conflicto que se genera cuando nuestra personalidad no está dejándose guiar por los Dictados de su Alma, el Ser Superior, a través de su intuición, instinto y/o conciencia.”

Para Bach, la vida del ser humano en su paso por la Tierra tiene como objetivo aprender una o dos lecciones (virtudes) que le harán evolucionar hacia la Perfección. La enfermedad la contempla como una alerta, una oportunidad para reconectarse y entrar en comunicación con el Alma, para percatarse y rectificar una actitud equivocada de su personalidad, y así llegar a restablecerse y seguir el camino hacia dicha Perfección. A través de la enfermedad podemos descubrir el/los mensaje/s del Alma.

Para Bach, todos podemos llegar a representar la anhelada Perfección del Alma si nos dejamos  guiar por lo más sutil y elevado que hay en nosotros en el transcurso de nuestra evolución personal.

Para Bach, la vida del ser humano es una vida de aprendizaje.

Afirma que los grandes dos errores por los que sufre el ser humanos son;

1. Reconocernos en la personalidad disociándola del Alma (que es el Alma de todos los seres vivos), encontrándonos inevitablemente supeditados a los designios de alguno de los 12 defectos que nos desvían del camino correcto, llevándonos a la infelicidad, a la desdicha y a la enfermedad.

2. El otro gran error, es ignorar que todos formamos parte de la misma Unidad, dañar lo que ilusoriamente está fuera, es dañar la Unidad que compartimos, y por tanto, a nosotros mismos.

Para Bach, existen 7 defectos básicos que impiden a la personalidad confiar en su intuición y por tanto comunicarse con su Alma; el Orgullo, la Crueldad, el Odio, el Egoísmo, la Ignorancia, la Inestabilidad (indecisión, debilidad) y la Codicia. Es aquí, en la actitud mental negativa, donde la enfermedad da inicio, pudiendo llegar a somatizarse en el cuerpo físico. Para contrarrestar estos defectos, existen igual número de virtudes que positivizan dichas actitudes negativas y liberan al ser del error para devolverle la salud y el bienestar. Estas son la Paz, la Esperanza, la Alegría, la Confianza, la Seguridad, la Sabiduría y el Amor.

Resultado de imagen de flores de bach

LAS 38 FLORES

  • Agrimony – Tortura mental detrás de una cara alegre.
  • Aspen – Para el miedo o la ansiedad de origen desconocido.
  • Beech – Intolerancia.
  • Centaury – personas serviciales que no saben decir ‘no’.
  • Cerato – Personas que buscan siempre la opinión de los demás.
  • Cherry Plum – Miedo a perder el control, histeria.
  • Chestnut Bud – incapacidad de aprender de los errores.
  • Chicory – Amor egoísta y posesivo.
  • Clematis – Soñando con el futuro sin prestar atención al presente.
  • Crab Apple – La flor limpiadora. Odia su apariencia.
  • Elm – Abrumado por la responsabilidad.
  • Gentian – Desánimo y abatimiento tras un contratiempo.
  • Gorse – Desesperanza y derrotismo.
  • Heather – Egocentrismo y preocupación por si mismo.
  • Holly – Odio, envidia y celos.
  • Honeysuckle – Vivir en el pasado.
  • Hornbeam – Cansancio ante el pensamiento de hacer algo.
  • Impatiens – Impaciencia.
  • Larch – Falta de confianza.
  • Mimulus – Miedo de cosas conocidas.
  • Mustard – Profunda tristeza sin razón.
  • Oak – Personas incansables que superan el punto de agotamiento.
  • Olive – Agotamiento tras un esfuerzo físico o mental.
  • Pine – Culpa
  • Red Chestnut – Excesiva preocupación por los seres queridos.
  • Rock Rose – Terror y miedo extremo.
  • Rock Water – Abnegación, rigidez y auto-represión.
  • Scleranthus – Incapacidad de elegir entre alternativas.
  • Star of Bethlehem – Shock, conmoción.
  • Sweet Chestnut – Angustia mental extrema cuando todo se ha intentado y no hay esperanza.
  • Vervain – Exceso de entusiasmo.
  • Vine – Dominante e inflexible.
  • Walnut – Protección al cambio e influencias no deseadas.
  • Water Violet – Orgullo e indiferencia.
  • White Chestnut – Pensamientos no deseados y argumentos mentales.
  • Wild Oat – Incertidumbre sobre la propia dirección en la vida.
  • Wild Rose – Deriva, resignación y apatía.
  • Willow – Autocompasión y resentimiento.

     * Rescue Remedy – Es una mezcla de 5 esencias; Impatiens, Rock Rose, Star of Bethlehem, Cherry Plum y Clematis que combinadas se utilizan en casos de emergencia.

 

Resultado de imagen de flores de bach

 

¿QUÉ FINALIDAD TIENE EL TRATAMIENTO CON FLORES DE BACH?

A nivel individual, el tratamiento con Flores de Bach, tiene la finalidad de recuperar los mensajes que el Alma está intentando hacer llegar una y otra vez al paciente y que éste puede tener dificultades en captar.

El tratamiento tiene el objetivo de llevar al paciente a un estado de autoconocimiento, de autodescubrimiento, de sintonización  espiritual, de reencuentro con su Ser Superior para descifrar las lecciones que ha venido a aprender, y así hallar más Paz, Felicidad, Salud y  Armonía en su vida.

 

EDWARD BACH

El Dr. Edward Bach nació el 24 de septiembre de 1886 en Mosley, Inglaterra. Su familia provenía de Gales y es de allí que heredó el amor, sensibilidad e  interés por la Naturaleza y por lo místico, que son característicos del pueblo galés. A los 16 años, termina sus estudios secundarios con el claro propósito de aprender el arte de curar y finalmente, en 1912, finaliza su carrera de medicina en la Universidad de Birminghan; junto  con las prácticas en el University College Hospital de Londres.  Cada vez más frustrado por los resultados que obtenía con los tratamientos de la  medicina ortodoxa, la alopatía, incursiona en la Inmunología y Bacteriología, siempre con el firme propósito de buscar en la Naturaleza el sistema de curación de la enfermedad.

 

Resultado de imagen de edward bach

 

Fue en el año de 1917, cuando el Dr. Bach sufrió una importante hemorragia, donde los médicos que le intervinieron le anunciaron que no le quedaban más de tres meses de vida, situación que lo llevó a dejar su trabajo en el hospital y dedicarse a investigar en su laboratorio algo que no sabía cómo ni dónde encontrar. Sin embargo, en uno de esos días de lentas caminatas percibió algo diferente, una flor que le marcó el camino de muchas otras.

El médico era psicómetra, es decir, que percibía lo energético en la materia. Para que podamos entender la concepción que el Dr. Bach tenía sobre la enfermedad, es necesario aclarar que intelectualmente él se identificaba con las ideas de Hipócrates, Paracelso y Samuel Hahnemann, entre otros. Para Bach resultaba esencial reconocer que el hombre tiene dos aspectos: uno espiritual y otro físico, y que de los dos, el espiritual es el más importante. La salud es el estado de armonía entre estos aspectos.

En 1930, con 43 años, el Dr. Bach cerró su laboratorio y su consultorio y se fue a Gales para buscar más remedios en la naturaleza. Una mañana temprano, atravesando un campo lleno de rocío, se le ocurrió que cada gota de rocío, calentada por el sol, adquiría las propiedades curativas de la planta donde se encontraba. Esto lo llevó a desarrollar un método para preparar los remedios utilizando agua pura.

Ese mismo año publicó el libro Cúrese usted mismo, con el mensaje de que la enfermedad es el resultado de estar en desarmonía con el propósito espiritual. Se publicó en 1931 y continúa publicándose desde entonces.

El Dr.Bach continuó descubriendo nuevos remedios y atentiendo con éxito a sus pacientes. Trabajaba y daba conferencias, a la vez que entrenaba a sus asistentes, para que pudieran continuar su trabajo. Una vez que hubo desarrollado los 38 remedios, supo que no hacían falta más, ya que cubrían todos los estados negativos mentales que provocan la enfermedad.

En noviembre de 1936 murió mientras dormía, contento de haber completado su misión. Entregó la responsabilidad de continuar su labor a sus amigos y colegas, a quienes había formado. También pidió que en su hogar quedara la fuente de sus descubrimientos, el Centro Bach de Mount Vernon. Allí se siguen preparando los remedios, según sus indicaciones.

 

“Si seguimos nuestra propia intuición, nuestros propios deseos, nuestros propios pensamientos y nuestras propias aspiraciones, jamás conoceremos otra cosa que la felicidad y la salud”

CONSULTA FLORAL

Las esencias florales pueden ser autoadministradas por el propio paciente, siempre que tenga la perspectiva y claridad suficiente para darse cuenta de lo que le está sucediendo. En muchas ocasiones somos demasiado subjetivos al estar afectados por algún hábito inconsciente, por lo que es necesaria una visión de alguien menos implicado en el proceso.

En caso de estar interesad@ en una consulta para saber qué flores son las que más te convienen, puedes enviarme un e-mail y contarme qué es lo que te aflige y quieres restablecer.

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje